Los biomarcadores, permitirán a la industria farmacéutica y al sector de dispositivos médicos, desarrollar nuevos biomarcadores genómicos para realizar mejores diagnósticos, estratificar a las poblaciones de pacientes y monitorear el uso seguro y efectivo de estos productos para el tratamiento de diferentes padecimientos.

Diagnósticos rápidos y veraces, son los objetivos de los dispositivos médicos que se desarrollan en todo el mundo, nuevas herramientas tecnológicas permiten avances impensables tan solo unos años atrás. Los biomarcadores, abren nuevas posibilidades y en México, la investigación se enfoca también a elaborar mejores diagnósticos, pero que además son completamente personalizados, por lo que los tratamientos se vuelven más específicos, rápidos y confiables.

En la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del Instituto de Fisiología Celular, el profesor Luis Vaca Domínguez elaboró un dispositivo médico a base de biomarcadores, con saliva, sangre u orina. La muestra de ADN puede identificar hasta 600 enfermedades, se trata de un sistema de diagnóstico molecular portátil, los resultados se muestran en el celular, en un cartucho que se adapta a través de la cámara, es capaz de identificar virus, bacterias, mutaciones y cualquier otro cambio genético en el ser humano.

Esta investigación además, ofrece a la población en general, la posibilidad de tener acceso a un diagnóstico molecular, que generalmente, resulta más costoso que el diagnóstico clínico. El diagnóstico molecular, permite la detección y cuantificación específica del material genético en una muestra biológica y ha mostrado un significativo impacto en todas las áreas de la salud, sobre todo en las áreas de las enfermedades infecciosas y el cáncer.

“Hoy en día, si uno tiene los recursos puede acceder al diagnóstico molecular o a la medicina más avanzada, sin embargo, no está accesible para toda la población”, dijo el investigador Luis Vaca.

Actualmente los cartuchos que se utilizan para el funcionamiento del dispositivo, son hechos completamente a mano, se trata de un prototipo, pero el investigador confía en que su comercialización permita la producción en masa de los cartuchos, donde se insertan los genes para determinar cada una de las enfermedades y no tener las 600 para un paciente al que solo se le busca diagnosticar cuna sola. Sin embargo, se requiere una inversión promedio de 15 a 20 millones de dólares para lograr lanzar este dispositivo médico al mercado.

“Ahorita no estamos diagnosticando enfermedades, estamos imprimiendo cartuchos a mano y los imprimimos con la mano, peor eventualmente se pueden imprimir con máquinas y abrir empleos y la idea es que cada cartucho sea para una enfermedad”, añadió Vaca.

Este tipo de dispositivos cerraría la brecha, no sólo económica, sino también geográfica, pues la toma de muestras es tan sencilla, que podrían diagnosticarse enfermedades en lugares tan apartados como la sierra o comunidades lejanas, donde los servicios de salud son inexistentes y la posibilidad de tener acceso a un laboratorio clínico es nulo, pero se requiere dinero.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Science Direct.
Biología molecular aplicada al diagnóstico clínico.

Nación farma.
Dispositivo médico permitirá diagnosticar a través de una muestra de saliva.

Otros artículos de interés

Oops...
Slider with alias ActuNorm not found.
Oops...
Slider with alias novmedtech not found.