El Instituto de Investigación Médica del Ejército de EE. UU. (USARIEM) ha desarrollado una solución para prevenir enfermedades relacionadas con el calor en el personal militar: el Sistema de Prevención de Enfermedades por Calor (HIPS, por sus siglas en inglés). Este sistema proporciona una visibilidad en tiempo real del riesgo de enfermedad por calor de los miembros del servicio mientras están en el campo, monitoreando la frecuencia cardíaca, la temperatura de la piel, la temperatura central estimada y la estabilidad de la marcha.

El HIPS consta de tres partes: el sensor, los algoritmos inteligentes y las aplicaciones de visualización en tiempo real. El sensor, que se lleva alrededor del pecho, está equipado con tecnología avanzada que identifica el aumento de la temperatura corporal y el riesgo de sufrir una enfermedad por calor. Esta información se vincula a una aplicación móvil segura que rastrea el estado de riesgo de calor de un individuo o incluso de un grupo grande de personas.

Desde 2018, el HIPS ha sido desarrollado continuamente para detectar, alertar y ayudar a aquellos que trabajan en temperaturas más altas. Con la colaboración del Depósito de Reclutamiento del Cuerpo de Marines en la Isla de Parris, Carolina del Sur, el equipo ha recopilado datos en eventos de entrenamiento de alto riesgo, como el Crucible, un evento de entrenamiento de campo de 56 horas al final de la formación de reclutas.

Con estos datos, el equipo ha avanzado en el índice de tensión por calor, validándolo contra casos reales de enfermedades relacionadas con el calor. Esto permite al sistema HIPS alertar sobre una enfermedad por calor antes de que ocurra, lo que puede ser crucial para salvar vidas y mantener al personal militar activo y comprometido en su entrenamiento.

El Cuerpo de Marines ha integrado el dispositivo en algunos eventos de entrenamiento con el objetivo de mantener a los Marines activamente comprometidos en el entrenamiento y proporcionar a los líderes una mayor conciencia situacional. En el futuro, el equipo tiene planes más personalizados para el dispositivo al aprender sobre el individuo, lo que permitirá predecir cuándo es probable que un individuo experimente una enfermedad por calor. Este avance mejorará la confiabilidad del sistema y, a su vez, proporcionará una herramienta valiosa para la prevención de enfermedades relacionadas con el calor.

Por: Cipactli Vargas

Fuentes:

U.S. Army Research Institute of Environmental Medicine
Heat Illness Prevention System

U.S. Army Research Institute of Environmental Medicine
LIFE-SAVING TECHNOLOGY MAY HELP PREVENT DEADLY HEAT INJURIES FOR TROOPS – ‘THIS IS THE FUTURE.’

ArmyTimes
Wearable device helps predict heat illness during intense training