Las nuevas pruebas rápidas de antígenos son mucho más precisas y determinan si alguien está infectado en la actualidad, una gran diferencia con las anteriores pruebas rápidas de anticuerpos, que pueden mostrar cuándo alguien ha tenido COVID-19, pero a menudo dan un resultado negativo durante las primeras etapas de la infección.

Una prueba rápida evalúa los anticuerpos que se han producido para el COVID-19 en el organismo, ya que cuando hay presencia de SARS-CoV-2, el cuerpo produce un tipo de anticuerpos exclusivos para combatir esa enfermedad. Pero desde hace unos meses, existe ya, una prueba rápida que evalúa la presencia del virus, tal como lo hacen las pruebas moleculares de PCR o Reacción en Cadena de la Polimerasa, mediante una muestra de hisopado, para detectar la presencia del virus obteniendo resultados en minutos.

Es importante tener clara la diferencia entre estos dos tipos de pruebas rápidas. Si se hace una prueba mediante hisopado, se busca el ARN del virus (antígenos) y también puede tratarse de una prueba rápida; si es de sangre, se buscan anticuerpos que se han formado para combatir el virus (prueba serológica).

Las pruebas rápidas pueden dividirse en prueba del antígeno y prueba serológica, éstas últimas son las más comunes, para detectar IGA IGM IGG y determinar en qué momento de la enfermedad se encuentra el paciente y si ha desarrollado defensas, recordando que los anticuerpos comienzan a producirse a partir de los 12 o 14 días de la infección, no teniendo anticuerpos durante los primeros 7 a 10 días.

  • Inmunoglobulina A (IgA): se encuentra en los recubrimientos de las vías respiratorias y del sistema digestivo, así como en la saliva, las lágrimas y la leche materna.
  • Inmunoglobulina G (IgG): es el tipo de anticuerpo que más abunda en el cuerpo. Se encuentra en la sangre y en otros fluidos, y brinda protección contra las infecciones bacterianas y víricas. La IgG puede tardar un tiempo en formarse después de una infección o vacunación.
  • Inmunoglobulina M (IgM): se encuentra principalmente en la sangre y en el líquido linfático; este es el primer anticuerpo que fabrica el cuerpo para combatir una nueva infección.

TIPOS DE PRUEBAS RÁPIDAS:

Hisopado (aún cuando sea prueba rápida).- Busca antígenos (reconoce al virus).

Sangre (serológica).- Busca anticuerpos.

Las pruebas de diagnóstico mediante PCR, que son sumamente precisas y deben realizarse en entornos de laboratorio, siguen siendo el método de referencia. Pero los retrasos en obtener los resultados hacen que las personas corran el riesgo de infectar a otros mientras los esperan.

Con la prueba de búsqueda de ARN del COVID-19 rápida, basta con que el paciente tenga la sospecha de padecer el virus, para determinar o descartar la presencia de coronavirus, pero ya no es necesario esperar hasta 3 días para obtener resultados.

Por eso, hoy en día, hay que saber a qué tipo de prueba rápida nos referimos. Si buscan antígenos para determinar la presencia del virus o si evalúan anticuerpos, para ver de manera indirecta, la presencia o ausencia del SARS-CoV-2.

La detección rápida, segura y confiable de las enfermedades, ayuda a obtener diagnósticos más oportunos para acudir al médico antes de que ocurra una complicación de síntomas y evitar que el paciente pierda calidad de vida con secuelas más severas. Los fabricantes de dispositivos médicos e insumos para salud, trabajan arduamente para lograrlo. Consulte a su médico.

Somos representantes legales de los laboratorios afiliados, los artículos publicados son únicamente informativos, relativos a los avances del sector; sin fines de lucro. En consecuencia no vendemos ni contamos con información de ningún producto en particular.

Saber más.

5 + 1 =

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

Dr. Luis Antonio Pacora Camargo.
¿Cuántos tipos de pruebas rápidas existen para la enfermedad COVID-19.

Kids health from nemours.
Análisis de sangre: inmunoglobulinas IgA, IgG, IgM.

Organización Panamericana de la Salud.
Nuevas pruebas rápidas de antígenos podrían transformar la respuesta a COVID-19 en las América.