La prueba de hemoglobina glicada (HbA1c), es un examen que mide la cantidad de hemoglobina que se glucosila en la sangre, brinda un excelente control glucémico y la prueba sirve para diagnosticar prediabetes o diabetes tipo 2, midiendo los niveles de glucosa o azúcar en la sangre durante los últimos 3 meses.

En el mercado actual, existe una amplia variedad de dispositivos médicos encargados de realizar esta prueba, ya que la diabetes, es una enfermedad que se ha convertido en un problema de salud pública y afecta a gran parte de la población mexicana, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la población mundial de diabéticos ha pasado de 30 millones en 1985 a 220 millones en 2009 y se espera que para el 2030 esta cifra llegue 336 millones.  Existe una creciente tendencia por parte de los pacientes para detectar a tiempo la diabetes mellitus, sin embargo también existe una creciente demanda por parte de la población que ya padece la enfermedad y que de manera constante y rutinaria, debe conocer sus niveles de azúcar en la sangre, por lo anterior, se proyecta que el mercado global de pruebas de hemoglobina glucosilada alcance un valor de más de US $ 650 millones en 2026.

La HbA1c está disponible comercialmente como prueba de laboratorio para uso clínico desde finales de la década de los 70.  Las pruebas iniciales fueron complicadas, no había calibradores, los pocos métodos disponibles para uso clínico no estaban estandarizados y los resultados de un laboratorio no eran comparables con los de los otros laboratorios, ni los de un método con los de otro método; por lo que las pruebas de laboratorio arrojaban lecturas diferentes y que hoy resultarían simplemente inaceptables. No fue sino hasta los 90’s cuando se estandarizó a la HbA1c, a pesar de las limitaciones analíticas de los primeros años para la totalidad de los organismos y asociaciones del mundo relacionadas, directa o indirectamente, con el manejo de la diabetes la HbA1c, es el mejor criterio para monitorear el tratamiento instalado.

Los nuevos dispositivos médicos para el tratamiento de diabetes consisten en sistemas de seguimiento y monitoreo continuo de glucosa, que se realiza mediante un sensor insertado debajo de la piel rastreando continuamente los niveles de glucosa a lo largo del día y la noche con un software que convierte la señal del sensor en niveles de glucosa que se muestran al usuario. Hoy, se apuesta por los dispositivos “point of care”, aquellos que permiten realizar las pruebas en la comodidad del hogar de los pacientes y obtener resultados rápidos, automáticos y precisos, que además permiten una favorable toma de decisiones, sin que se requiera la atención especializada de un médico para realizarla y disminuyendo los costos  de traslado y tratamiento.

Entre las regiones de mayor venta de estos dispositivos, se encuentra que el mercado de América del Norte, que  dominó con una contribución de ingresos de US $103.5 millones en 2017. La  HbA1c, es la prueba de medición de oro, para el tratamiento de diabetes y el diagnóstico temprano y preciso, se vuelve vital ante un panorama de incremento en la demanda.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Market research.
Glycated Hemoglobin Testing Market is projected to register a CAGR of 8.6% from 2017 to 2026.

Scielo.
Algunos aspectos de actualidad sobre la hemoglobina glucosilada y sus aplicaciones.

Medigraphic.
La HbA1c en el diagnóstico y en el manejo de la diabetes.

Otros artículos de interés

Oops...
Slider with alias ActuNorm not found.
Oops...
Slider with alias novmedtech not found.