El sistema respiratorio está diseñado para que el aire llegue a las zonas más alejadas del mismo, en las mejores condiciones de limpieza.

Las principales funciones del sistema respiratorio son obtener oxígeno a partir del ambiente externo, proporcionar a las células y eliminar del organismo el dióxido de carbono producido por el metabolismo celular. Cuando este sistema no funciona adecuadamente, es necesario que el medicamento de la terapia inhalada sea vaporizado para que las diminutas partículas pasen a través de este sistema de defensa y lleguen al sitio indicado.

Un nebulizador es un equipo médico que una persona con asma u otra afección respiratoria puede usar para administrar medicamentos de manera directa y rápida a los pulmones. Este dispositivo convierte el medicamento líquido en una niebla muy fina que una persona pueda inhalar a través de una mascarilla o boquilla. Administrar medicamentos de esta manera, permite que lleguen directamente a los pulmones y al sistema respiratorio.

Los nebulizadores, son recomendados por el profesional de la salud cuando se presenta alguna de las siguientes afecciones:

  • Asma
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Fibrosis quística
  • En algunos de niños con bronquitis o que no tienen la edad suficiente para usar correctamente los inhaladores.

Beneficios de la utilización de nebulizadores:

  • Son más fáciles de usar cuando se tiene un ataque de asma, ya que no se necesita respirar profundamente mientras se usa uno.
  • Se pueden administrar varios medicamentos al mismo tiempo.
  • Un nebulizador puede ser más fácil de usar con niños pequeños.

Actualmente, existen diferentes tipos de nebulizadores portátiles y no requieren ser conectados a la corriente eléctrica, son tan pequeños que caben en la palma de la mano.

Hay varios tipos de medicamentos que una persona puede usar con un nebulizador:

  • Broncodilatadores: son medicamentos que ayudan a abrir las vías respiratorias y facilitan la respiración. Los médicos suelen recetar broncodilatadores a personas con asma, EPOC u otros trastornos respiratorios.
  • Solución salina estéril: un nebulizador puede administrar solución salina estéril para ayudar a abrir las vías respiratorias y diluir las secreciones. Esto puede aflojarse y facilitar la expulsión de la mucosidad en los pulmones.
  • Antibióticos: un nebulizador puede administrar algunos tipos de antibióticos directamente a los pulmones o al tracto respiratorio cuando alguien tiene una infección respiratoria grave.

Si bien el nebulizador es un dispositivo médico simple de usar, es esencial utilizarlo, limpiarlo y mantenerlo correctamente. Es importante, consultar el manual del fabricante, un farmacéutico o un proveedor de atención médica si es que se tiene alguna pregunta o inquietud. 

Por: Dalia Solano

Fuentes:

OMRON.
Tamaño ideal de partículas de un nebulizador.

WebMD.
Nebulizer.

Healthline.
Using a nebulizer