Especialistas en salud de Estados Unidos recomiendan no utilizar cubrebocas de tela para protegerse de la variante ómicron y usar mejor los quirúrgicos.

Las preguntas sobre la protección que brindan las máscaras contra covid, ya sean de tela, quirúrgicas o de grado médico de alta gama, han sido tema de debate y discusión desde los primeros días de la pandemia. Pero, a medida que cambia la ciencia, también cambian los puntos de vista.

Los CDC no han actualizado su guía de máscaras desde octubre de 2021, antes de que surgiera omicron. Esa guía no recomienda el uso de un respirador N95, solo establece que las máscaras deben tener al menos dos capas, ajustarse bien y contener un alambre que ajuste en la nariz.

Múltiples expertos agradecerían el cambio, diciendo que éste es el momento adecuado. Pero no desestiman las máscaras de tela, porque dicen que usar una máscara de tela es mejor que no usar ninguna.

Aunque existen mascarillas que en general son más eficaces, que otras, lo cierto es que “Cualquier mascarilla es mejor que ninguna”, refieren los CDC; es falso que el nivel de filtración de cada tipo de cubrebocas cambie según la variante.

“Por lo que sabemos sobre cómo se transmite covid y sobre omicron, usar una máscara de mayor calidad es realmente fundamental para detener la propagación de esta variante”, dijo la doctora Megan Ranney, decana académica de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Brown.

Leana Wen, analista médica de la cadena de noticias CNN afirmó que “los cubrebocas de tela son poco más que decoraciones faciales. No hay lugar para ellos mientras aumenta la presencia de la variante ómicron”.

El cubrebocas de tela funciona si se utiliza doble: un quirúrgico por debajo y encima, uno de tela. El comentario deriva de la alta propagación que ha mostrado ómicron, que en palabras de Roby Bhattacharyya, experto en enfermedades infecciosas del Hospital de Massachusetts, tiene una velocidad de contagio “increíblemente más rápida” que las variantes anteriores.

Los expertos sostienen que usar una máscara KN95 o una N95 es la mejor protección contra omicron, ya que estas máscaras son muy efectivas para filtrar partículas virales.

El “95” en los nombres se refiere a la eficacia de filtración del 95% de las máscaras contra partículas de cierto tamaño. Las máscaras N95 están reguladas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional, mientras que las KN95 están reguladas por el gobierno chino y las KN94 por el gobierno de Corea del Sur.

Al comienzo de la pandemia, se instó a los estadounidenses a no comprar máscaras quirúrgicas o N95, para garantizar que hubiera un suministro suficiente para los trabajadores de salud. Pero ahora hay suficientes para todos. Los especialistas también insistieron en que más allá del tipo de cubrebocas que se utilice, es clave lavarse las manos antes de usarlos, y que estén bien ceñidos a la cara, al nivel del tabique nasal y hasta la barbilla, para así impedir el paso de partículas virales. Si no se utilizan bien, en cualquier caso dejarían de protegerte.

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

Kaiser Health News.
La máscara de tela, ¿es lo suficientemente buena contra omicron?.

El Financiero.
Adiós al estilo.Cubrebocas de tela no son efectivos contra omicron.

Animal Político.
Cubrebocas vs ómicron: cuál utilizar, qué pasa con los de tela y la clave del ajuste.