La startup de neurociencia, llamada Neuralink, tiene como objetivo el devolver a las personas con parálisis su libertad digital: comunicarse más fácilmente a través de computadoras, escribir correos electrónicos, navegar por la web,  usar teléfonos móviles o jugar a los videojuegos, con el sólo hecho de pensar cómo quieren que se mueva el cursor. 

El dispositivo médico corresponde a la tercera clase de interfaces cerebro-computadora (BCI) que utiliza una señal de bluetooth para conectar el cerebro a una computadora permitiendo el flujo de información entre ambos. Neuralink busca ayudar a mejorar la vida de las personas con trastornos neurológicos y otras discapacidades.

Neuralink dice que su interfaz cerebro-computadora es totalmente implantable, cosméticamente invisible y está diseñada para permitir que una persona controle una computadora o dispositivo móvil en cualquier lugar donde se encuentre. Recientemente y entre una ola de advertencias,  la FDA ha dado el visto bueno para comenzar a realizar las primeras pruebas clínicas en humanos.

Esta nueva tecnología pretende lograr una simbiosis total con la inteligencia artificial (IA).
En 2020 los implantes fueron probados en un cerdo y en 2021 en un mono, mediante un trabajo con la Universidad de California. Según expertos, el primate controlaba los mandos solo con la mirada gracias a un par de semiconductores del tamaño de una moneda de 25 centavos que tenía implantados en ambos hemisferios del cerebro. El animal se ubicaba frente a un televisor y seguía con atención lo que sucedía en la pantalla, que era un videojuego de Pong. 

A principios del 2022, la FDA rechazó previamente una solicitud de Neuralink para ensayos clínicos en humanos.
Algunos expertos advierten sobre la necesidad de realizar estudios de mayor duración para determinar la durabilidad del aparato y sus consecuencias, además, se consideraba que los cables que salían del cerebro, resultaban demasiado invasivos para los usuarios.

El magnate Elon Musk, quien encabeza el desarrollo de esta tecnología, habló sobre un implante llamado N1 que tiene aproximadamente el tamaño de una moneda. Es recargable de forma remota y va junto con hilos con electrodos que se adentran más en el cerebro.

Neuralink esperaba recibir la aprobación para implantar su dispositivo en 10 pacientes, informó Reuters.
Pero más recientemente, la compañía estaba negociando un número menor de pacientes con la agencia después de que se plantearon preocupaciones de seguridad, dijeron empleados actuales y anteriores. No se sabe cuántos pacientes aprobó finalmente la FDA. Cabe mencionar que en el 2021, la compañía implantó 25 de 60 cerdos con dispositivos del tamaño incorrecto. Posteriormente, todos los cerdos fueron asesinados, un error que, según los empleados, podría haberse evitado fácilmente con más preparación.

El giro aparente de 180 grados de la FDA indicaría que estos problemas ya se han resuelto y que la empresa puede llevar a cabo pruebas limitadas de su dispositivo BCI implantado quirúrgicamente.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Cambio.
Neuralink esta autorizada para probar implantes cerebrales en humanos: Elon Musk.

Mutua.
Así funciona Neuralink, el chip cerebral de Elon Musk que lee la mente.

Reuters.
Elon Musk’s Neuralink wins FDA approval for human study of brain implants.