Sin lugar a dudas, la inteligencia artificial está revolucionando a la industria de dispositivos médicos. La IA supone una optimización completa para el equipo médico, volviéndolo más inteligente y confiable, obteniendo imágenes y resultados de laboratorio más rápidos que permitan diagnósticos prematuros, con exámenes más precisos.

Expandir la precisión, es un gran reto y objetivo de la industria de dispositivos médicos, la recopilación de múltiples fuentes de datos obtenidas por conectividad y de diferentes casos, en flujos de trabajo clínicos permite diagnósticos y terapias más precisos y por supuesto, menos costosos, que hasta ahora, reducen su impacto en los pacientes de hasta en un 50%.

Se prevé que en un futuro, los sistemas de inteligencia artificial estén involucrados en todo, desde la gestión de la salud a nivel poblacional basada en datos estadísticos,  hasta avatares digitales que respondan a consultas específicas de los pacientes y es en ello donde radica la importancia de los datos de salud relacionados con el paciente, pues a medida que crece al ancho de los datos, el diagnóstico se vuelve más preciso, por supuesto, sin dejar de considerar que  los datos de salud, como los datos clínicos e imágenes de laboratorio, aún constituyen una serie de datos aislados, sin embargo el creciente incremento de conectividad vaticina una conectividad mayor y muchos más precisa, por lo que se espera que  las ineficiencias resultantes de la mala integración de los datos dejen de provocar pérdidas y errores en los flujos de trabajo clínico, para evitar un tratamiento excesivo.

Sumado a lo anterior se espera que en los próximos años, la inteligencia artificial, implique un cambio radical en las imágenes de diagnóstico, en donde de ninguna manera se pretende sustituir el trabajo del radiólogo, sino que se buscará obtener datos más precisos que permitan además graficar y acceder a los resultados obtenidos para los pacientes.

Entre más información, mayor capacidad de análisis, el cáncer es otra enfermedad para la que la industria de dispositivos médicos se ocupa, los nuevos desarrollo tecnológicos permiten una estimación del riesgo, la estadificación del tumor y la coordinación de múltiples especialistas, en diferentes geografías.  Dispositivos de biomarcadores, permitirán tomar mejores decisiones en la forma en la que se trata a los pacientes, por lo que el cáncer, que es una enfermedad que afecta a una gran parte de la población podrá ser diagnosticado de manera más temprana y con tratamientos más precisos.

Cabe mencionar que también se requiere una recopilación de datos mucho más específica por parte de las instituciones de salud, lo cual, requiere capacitación por parte del personal que lo realiza, es muy importante saber que no se trata de la “sustitución” del personal humano, sino de ver a la IA, como una herramienta útil que permita seguir un camino más seguro y eficaz para los pacientes, incluso en aquellas poblaciones que por su geografía o economía, resultan difíciles de alcanzar.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Siemens healthineers
State and prospects of artificial intelligence

La Vanguardia.
La inteligencia artificial ya diagnostica enfermedades tan bien como los médicos.

Otros artículos de interés

Oops...
Slider with alias ActuNorm not found.
Oops...
Slider with alias novmedtech not found.