La inteligencia artificial está revolucionando el mundo, y más concretamente, el ámbito sanitario. Desde hace un par de años, la inteligencia artificial ayuda a combatir el cáncer de mama con su incorporación en radiología en varios centros del país, tanto en el diagnóstico como en el cribado. 

El cáncer de mama ahora ha superado al cáncer de pulmón como el cáncer más comúnmente diagnosticado en el mundo. Se estima que en el mundo hay 2.3 millones de casos nuevos de cáncer de mama, representando 11.7% de todos los cánceres. Ocupa el quinto lugar de muertes en mujeres; en la mayoría de los países es de las principales causas de defunción, exceptuando Nueva Zelanda, Norte de Europa, América del Norte y China, donde predomina el cáncer de pulmón y, en África, el cervicouterino.

Las tasas de incidencia son 88% más altas en países desarrollados que en aquellos en vías de desarrollo (55.9 vs. 29.7 por 100 mil), sin embargo, en estos últimos las tasas de mortalidad son 17% más altas. En México, en 2020, el cáncer de mama fue la enfermedad más frecuente (15.3 %) y la primera causa de muerte en mujeres, con un estimado de 29 mil 929 nuevos casos y siete mil 931 muertes con una tasa de incidencia de 40.5 y de mortalidad de 10.6 por 100 mil.

El algoritmo de inteligencia artificial de Google para ayudar a detectar el cáncer de mama ahora formará parte de las mamografías comerciales. Con la inteligencia artificial se pueden evitar biopsias, porque es capaz de concluir qué tumores son benignos. Los cálculos realizados en su centro por una de estas profesionales, Silvia Pérez, son que un 30% de pacientes podría haberse librado de la prueba y las consecuencias que tiene. 

Se ha anunciado un acuerdo estratégico de desarrollo y comercialización con Google Health para integrar su tecnología de inteligencia artificial (IA) en la cartera de soluciones de IA para la obtención de imágenes mamarias de iCAD.

Se trata de la primera asociación comercial de Google Health para introducir su IA de imágenes mamarias en la práctica clínica, y las empresas trabajarán juntas para mejorar las soluciones de IA de cáncer de mama, líderes en el mercado, y ampliar el acceso a la tecnología a millones de mujeres y proveedores de todo el mundo. Esta nueva tecnología también aprovechará la infraestructura segura y escalable de Google Cloud, acelerando el tiempo de comercialización de las ofertas alojadas en la nube.

La empresa medtech aplicará la tecnología con licencia para mejorar aún más sus algoritmos de IA 3D y 2D y comercializará los productos desarrollados.

Los proveedores de servicios sanitarios están abandonando cada vez más los sistemas desplegados localmente en favor de entornos virtuales o remotos. Además, los hospitales están sometidos a una presión cada vez mayor para reducir los costes, al tiempo que ofrecen una atención de mayor calidad, lo que subraya la necesidad de racionalizar las operaciones y aumentar la productividad de los médicos. La integración de la tecnología en la nube de Google en este modelo de prestación más flexible ofrece a los centros la solución que necesitan y la tecnología que los pacientes merecen.

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

SEGOB.
Epidemiología del cáncer de mama.

Bionity.
Revolucionando la detección del cáncer de mama a través de la IA: iCAD y Google Health lanzan una alianza.

Newtral.
La inteligencia artificial se abre camino en la lucha contra el cáncer de mama: «Ha llegado para quedarse».