En el marco del próximo Día Mundial del Ictus este 29 de octubre, un reciente estudio titulado «Prehospital Detection of Large Vessel Occlusion Stroke With Electroencephalography: Results of the ELECTRA-STROKE Study», realizado por el neurólogo Jonathan Coutinho, el médico técnico Wouter Potters y el catedrático de Radiología Henk Marquering, todos de los Centros Médicos de la Universidad de Ámsterdam (Amsterdam UMC), propone una nueva forma de diagnosticar los ictus desde la ambulancia.

El estudio al que hacemos referencia investigó la eficacia de un gorro especialmente diseñado que está equipado con electrodos secos. Estos electrodos son utilizados para llevar a cabo electroencefalogramas (EEG). El propósito principal era usar este gorro para realizar EEGs en pacientes que estaban en una ambulancia y que se sospechaba que podrían estar sufriendo un ictus. Al analizar los resultados, se encontró un dato particular: cuando se observó la simetría de las ondas cerebrales en la banda de frecuencia delta (una frecuencia específica de actividad cerebral), el estudio pudo identificar con alta precisión aquellos ictus causados por la oclusión de un gran vaso sanguíneo, conocido como LVO-a. Esta precisión se cuantificó con un valor llamado «área bajo la curva» (AUC), que fue de 0.91, siendo 1.0 una precisión perfecta. En otros términos, este gorro es una herramienta muy eficaz para detectar este tipo específico de ictus en pacientes que se sospecha están sufriendo un episodio agudo.

El uso de este gorro especial de EEG en la ambulancia permite a los profesionales médicos tomar decisiones informadas y oportunas sobre el tratamiento adecuado para el paciente antes de llegar al hospital. Esto puede mejorar significativamente los pronósticos para el paciente.

La enfermedad vascular cerebral (EVC), ictus, accidente cerebrovascular o derrame cerebral, es un evento que ocurre cuando el flujo sanguíneo hacia una parte del cerebro se interrumpe, lo que resulta en la muerte de las células cerebrales, esto la convierte en una emergencia médica que requiere una intervención rápida para minimizar el daño cerebral y mejorar los resultados del paciente. La detección temprana y precisa del tipo de ictus es crucial para administrar el tratamiento adecuado, y la rehabilitación es una parte importante del proceso de recuperación después de un evento de este tipo.

En México:

  • Según datos de la Secretaría de Salud, los ictus son la quinta causa de muerte
  • Se estima que cada año ocurren alrededor de 150,000 nuevos casos de ictus, de los cuales, aproximadamente el 80% son isquémicos
  • Los ictus representan una de las principales causas de discapacidad en adultos

Los factores de riesgo para los ictus incluyen la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad, el colesterol alto y las enfermedades cardíacas. Conocer los síntomas comunes es crucial para poder reconocerlos y buscar atención médica inmediata; estos pueden incluir: debilidad o entumecimiento en un lado del cuerpo, confusión, problemas para hablar o entender, problemas de visión en uno o ambos ojos, problemas para caminar, mareos y dolor de cabeza severo sin causa conocida.

Esperamos que este nuevo dispositivo pueda integrarse pronto al panorama general de la atención médica, y que el desarrollo de las investigaciones permita salvar más vidas a través de la prevención y el diagnóstico temprano.

Por: Cipactli Vargas

Fuentes:

News Medical
New brain-wave cap diagnoses stroke in the ambulance, saving lives

Neurology
Prehospital Detection of Large Vessel Occlusion Stroke With Electroencephalography: Results of the ELECTRA-STROKE Study

Secretaría de Salud
531. En 2021, ictus o enfermedad vascular cerebral ocasionó más de 37 mil decesos en México