Los bebés prematuros, especialmente los que nacen antes de la semana 32 de embarazo, tienen los pulmones inmaduros y requieren asistencia respiratoria durante el ingreso.

Estos bebés tienen más riesgo de desarrollar la llamada displasia broncopulmonar, una enfermedad pulmonar crónica que hace que necesiten oxígeno en casa. Aunque la displasia broncopulmonar es la causa más frecuente, puede haber otras causas como enfermedades del corazón o hipertensión pulmonar.

El objetivo de administrar oxígeno en el domicilio es asegurar un aporte suficiente de oxígeno a todos los órganos. Para asegurarse de que este aporte sea adecuado, se mide mediante la saturación de oxígeno, buscando que esté por encima del 93%. Si el bebé no lo consigue por sí solo, deberá administrarlo con un dispositivo.

Estudiantes y egresados del Tec de Monterrey Campus Toluca crearon “Baby Breathings”, un dispositivo que suministra oxígeno de manera automatizada a bebés prematuros que no pueden respirar por sí mismos.

El principal parámetro que usa el equipo es la saturación de oxígeno, por lo que con base en los datos registrados controlan el flujo de oxígeno y evitan que el bebé se exponga a cantidades excesivas o pase más tiempo del requerido bajo ese tratamiento.

Actualmente, este proyecto se impulsa a través de la empresa de Arabots Robotics, la cual está conformada por los estudiantes de la carrera de mecatrónica David Vilchis y Antonio Montes de Oca, así como por los egresados Liliana Ramírez, Rodrigo Rodríguez, Pablo Molina y Alejandro López.

“Este dispositivo es de gran ayuda, porque los bebés prematuros son pacientes muy inestables y, muchas veces, debido a la sobrecarga de trabajo en los hospitales no los pueden estar constantemente monitoreando, lo que puede ocasionar desde enfermedades visuales como la retinopatía hasta cognitivas y de desarrollo”, indicó Antonio Montes de Oca.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de los 414 mil bebés que nacen aproximadamente cada año en sus hospitales, 40 mil 411 son prematuros, es decir, que nacen antes de las 37 semanas de gestación, teniendo casos extremos de hasta 28 semanas.

“La idea de crear Baby Breathings nace porque mi mamá trabaja en un hospital y me habló de lo difícil que es cuidar de los bebés prematuros. Lo que nos impulsó a sacar el proyecto adelante en estos tiempos difíciles es la pasión por ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida a través de la tecnología y la innovación”, indicó David Vilchis.

El proyecto se presentó en el torneo internacional Robofest 2020, donde el equipo obtuvo el primer lugar con este proyecto. Actualmente, se continua trabajando en mejoras para ponerlo a disposición de hospitales y centros de salud enfocados en maternidad.

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

Campus.
Alumnos del Tec de Monterrey crean equipo para suministrar oxígeno a bebés prematuros.