La calidad de sueño es un aspecto fundamental en la vida de las personas, pues determina el estado de salud y anímico, además, promueve la recuperación del cuerpo y mente, es directamente proporcional a una buena calidad de vida.

Las actividades cotidianas y la forma de vida actual, han modificado las conductas de sueño en la población. Dormir mal o poco, deja estragos en la salud, que eventualmente provocarán otro tipo de padecimientos, además de incrementar el número de accidentes laborales o cotidianos en las personas. Las horas de sueño deben ser suficientes para realizar actividades diarias y es tan importante para la salud, como alimentarse adecuadamente y realizar actividad física.

Dormir bien es dormir de manera continua, sin despertar, sin fragmentos. En los últimos años, se ha visto un incremento de dispositivos médicos encaminados a mejorar la calidad de sueño, relojes y bandas que se llevan en la muñeca, dispositivos de proximidad que puedes colocar en tu cama o sobre tu mesa de noche, así como aplicaciones que funcionan al monitorear datos biométricos, el ruido y el movimiento. Tal es el caso de un aparato que se coloca sobre la frente y “rastrea” tu calidad de sueño, llamado Beddr sleep.

A través de un sensor de fotopletismografía (PPG, por sus siglas en inglés) es capaz de monitorizar de forma precisa los niveles de oxigenación en sangre, así como la frecuencia cardiaca. Algo fundamental para controlar problemas como la apnea del sueño.

La fotopletismografía es una técnica no invasiva que sirve para obtener elementos como la variación del volumen sanguíneo o el resultado de la actividad cardíaca, también es posible conocer el volumen de un cuerpo, estableciendo la cantidad de luz que refleja. El dispositivo que monitorea el sueño, utiliza un acelerómetro de tres ejes, para rastrear todos nuestros movimientos y determinar las distintas posiciones en las que duerme cada persona.

Este dispositivo puede utilizarse como coadyuvante para algún tratamiento o terapia y revisar si se obtienen mejores resultados. Es muy pequeño, se coloca en la parte de la frente y se sincroniza con el móvil mediante una aplicación, que te pregunta qué tan cansado estabas antes de ir a la cama, si tomaste alguna bebida y otros factores que pudieran incidir en los resultados. Así, ejecuta un diagnóstico para determinar movimientos durante el sueño, respiración y arroja un porcentaje para determinar si el sueño fue óptimo o no.

Este dispositivo cuenta con la aprobación de la FDA, es mejor contar con la asesoría de un especialista de la salud, ya que algunas personas, pueden sentir obsesión por monitorear su calidad de sueño al tratar de obtener mejores puntuaciones. Incluso, algunos pacientes, trataban de permanecer más tiempo en la cama por su afán de mejorar su calidad de sueño, lo que por el contrario, podría empeorar hábitos al dormir.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Salud Digital.
Este dispositivo controla la calidad del descanso e identifica problemas como la apnea del sueño.

CuidatePlus.
Día mundial del sueño: La importancia de dormir bien.