«Pie plano» se refiere a una disminución de la altura del arco longitudinal plantar (también llamado bóveda plantar). En México, entre 15 y 20 por ciento de la población padece pie plano y de no ser tratado con oportunidad, puede ocasionar desgaste articular de tobillo, rodilla, cadera y columna.

  • Ausencia o deformidad del arco de la planta del pie.
  • Se puede identificar a cualquier edad, es conveniente que sea diagnosticado a partir de los dos años, ya que antes y desde el nacimiento los infantes cuentan con un cojinete graso en esta parte del pie que puede dar la apariencia de pie plano.
  • Flexible, donde se presenta debilidad de músculos y ligamentos en esta parte del cuerpo
  • Rígido, caracterizado por deformidad en los huesos de la extremidad y acortamiento del tendón de Aquiles.

El pie plano rígido se caracteriza porque existen uniones anómalas entre los huesos del pie, provocando una deformidad con menor altura del arco longitudinal y una desviación en el talón. Cuando el niño se pone de puntillas, la postura del pie no cambia debido a que la movilidad está bloqueada por la unión entre los huesos. Existen dos tipos básicos de unión anómala, entre los huesos astrágalo y calcáneo o entre los huesos calcáneo y escafoides. La primera provoca un bloqueo mucho más rígido. Esta situación es definitiva y no cambia con la edad. 

Entre las pruebas por imágenes que pueden ser de ayuda en el diagnóstico de la causa del dolor de pie, se pueden incluir las siguientes:

  • Radiografías. Una radiografía simple utiliza una pequeña cantidad de radiación para generar imágenes de los huesos y las articulaciones de los pies. Es particularmente útil para evaluar la alineación y detectar artritis.
  • Tomografía computarizada. Esta prueba toma radiografías del pie desde diferentes ángulos y proporciona mucho más detalle que una radiografía estándar.
  • Ecografía. Es posible que se utilice una ecografía si se sospecha que existe una lesión en el tendón. La ecografía utiliza ondas de sonido para generar imágenes de los tejidos blandos dentro del cuerpo.
  • Imágenes por resonancia magnética. Por medio de ondas de radio y un imán potente, las imágenes por resonancia magnética proporcionan un detalle minucioso del hueso y los tejidos blandos.

En la manufactura tradicional de plantillas ortopédicas se suelen emplear moldes tomados directamente del pie del usuario, lo cual es un proceso tedioso y caro. Una vez se tiene el molde del pie se debe diseñar la plantilla para adaptarse a este pie y solventar el problema médico que el usuario tenga, lo cual no es un proceso sencillo. Finalmente se fabrican estas plantillas utilizando polímeros de diferentes durezas en función del problema que se quiera solventar. 

  • El pie original se replica mediante escaneado 3D en vez de usar moldeado tradicional.
  • Con el pie escaneado en 3D, se diseña la plantilla de manera digital en vez de fabricar la plantilla directamente de manera manual.
  • La plantilla finalmente se fabrica mediante impresión 3D, pudiendo elegir entre múltiples materiales e incluso pudiendo combinar varios en un solo modelo.

Las plantillas impresas en 3D no son iguales que las plantillas ortopédicas tradicionales, utilizando la impresión 3D la fabricación digital está a otro nivel, tanto en capacidad de personalización como en la complejidad que se permite en las propias plantillas.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

SEGOB.
Detecta a tiempo el pie plano.

Aditiva 3D.
Impresión 3D de plantillas ortopédicas.