En medio de la cuarta ola de COVID-19 y la variante ómicron, las autoridades de naciones mundiales han comenzado a permitir la aplicación del cuarto biológico anticovid.

Recientemente el ministro Neftalí Bennett, de Israel anunció la autorización del cuarto refuerzo para adultos mayores de 60 años, trabajadores médicos y personas con sistemas inmunitarios. La aplicación de dosis se prevé comience en próximas semanas y de esta forma la nación se convierte en la primera en el mundo en anunciar un próximo biológico.

Autoridades de salud del gobierno de Alemania también han declarado públicamente que el país entero necesitará una cuarta dosis contra la Covid-19, principalmente para proteger a sus ciudadanos contra la variante ómicron, sin embargo, aún se analiza el día en que comience su aplicación.

Hace unos días, las autoridades sanitarias de Chile anunciaron que comenzarán a aplicar la cuarta dosis contra la Covid-19 en febrero de 2022, con la finalidad de proteger a sus ciudadanos. En Brasil las autoridades del Ministerio de Salud informaron que los ciudadanos recibirán una cuarta dosis después de haber recibido la aplicación del tercer biológico en un tiempo mínimo de cuatro meses.

Sin embargo, los reguladores europeos dicen que dar vacunas de refuerzo COVID-19 con demasiada frecuencia puede debilitar la respuesta inmune.

En una conferencia de prensa, los expertos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) argumentaron que las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 no deberían administrarse demasiado juntas.

“Nos preocupa más bien una estrategia que enreda la vacunación repetida en un corto plazo. Realmente no podemos dar continuamente una dosis de refuerzo cada 3 o 4 meses”, dijo en la sesión informativa Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunas y Amenazas Biológicas para la Salud de la EMA.

“Si tenemos una estrategia en la que damos refuerzos, digamos cada 4 meses aproximadamente, terminaremos teniendo un problema potencial con la respuesta inmune, y la respuesta inmune puede terminar no siendo tan buena como nos gustaría que fuera… por lo tanto, debemos tener cuidado de no sobrecargar el sistema inmunológico con inmunizaciones repetidas”, agregó Cavaleri.

Además, los investigadores en Israel dicen que una cuarta inyección de COVID-19 no parece producir suficientes anticuerpos para prevenir la infección de la variante ómicron.

Esto ocurre cuando Israel ofrece una cuarta dosis de fuente confiable de vacunación COVID-19 a quienes trabajan en el cuidado de la salud y a las personas mayores de 60 años.

El Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, dice que es fundamental darle tiempo al sistema inmunitario para que procese lo que recibe en la serie de vacunación inicial.

“Está bien establecido que el sistema inmunitario necesita algo de tiempo para procesar la información que recibe: el estímulo de una vacuna o una infección natural. Y luego, si desea impulsarlo, debe darle una cierta cantidad de tiempo para ‘digerir’ esa información para que pueda responder de manera óptima”, dijo Schaffner a Healthline.

Por otro lado, ha indicado que, en el futuro, si resulta que es preciso volver a vacunar, las vacunas podrían ofrecerse a la llegada de la temporada de resfriados, como se hace con la gripe. De esta forma, se aumentaría la respuesta de anticuerpos cuando más se necesita.

Este hecho no tiene nada que ver con una cuarta dosis. La EMA aún no ha visto datos sobre la cuarta dosis. Actualmente, no hay evidencia de la necesidad de una cuarta dosis en la población general con las actuales vacunas. Las autoridades de la Secretaría de Salud del Gobierno de México aún no se han manifestado sobre la aplicación del cuatro biológico contra la Covid-19.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

Healthline.
Why a 4th COVID-19 Shot Likely Won’t Provide More Protection.

ABC Andalucía.
La EMA sobre las vacunas Covid de refuerzo: «El sistema inmune necesita tiempo para madurar la respuesta».