La descontaminación de instrumentos y dispositivos médicos juega un papel muy importante en la prevención de infecciones asociadas a la atención de la salud.

De hecho, la descontaminación inadecuada de instrumentos quirúrgicos, dispositivos endoscópicos, dispositivos de cuidado respiratorio y dispositivos de hemodiálisis reutilizables todavía ocurre en muchos entornos. Los procesos de esterilización y descontaminación son complejos y requieren infraestructura, equipos y procesos específicos. 

Los determinantes, están influenciados por una compleja combinación de brechas en políticas, infraestructura, organización y conocimiento, defectos en el comportamiento de los trabajadores de la salud y factores relacionados con el paciente. A través del conocimiento, las mejores prácticas y la mejora de las infraestructuras, la prevención de infecciones y control tiene como objetivo, prevenir los daños causados ​​por las infecciones asociadas al cuidado, a pacientes y trabajadores de la salud.

El ciclo de vida de la descontaminación ilustra las características más destacadas de la descontaminación, siendo cada paso tan importante como el siguiente.

Una descontaminación eficaz requiere el cumplimiento de estándares aceptables en todas las etapas del ciclo. Si quedan problemas sin resolver en alguna de las etapas, el proceso de descontaminación no será exitoso. Un error durante alguna de las etapas de la descontaminación podría implicar enormes costos, graves sufrimientos y poner en peligro la vida de los pacientes y del personal.

En todas las etapas del reprocesamiento de material, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. La ubicación y las actividades que se llevan a cabo donde se realiza la descontaminación;
  2. Las instalaciones y equipos de reprocesamiento en cada ubicación;
  3. Asegurarse de que el equipo utilizado cumpla con las normas, se encuentre en buen estado de mantenimiento y haya sido probado según las pautas del fabricante y las leyes vigentes;
  4. La existencia de una organización y división de tareas eficaz;
  5. La existencia de políticas y procedimientos para cada aspecto del proceso de descontaminación.

El objetivo de la descontaminación es poder volver a utilizar los instrumentos médicos de manera segura y sin riesgo de infección tanto para el paciente como para el personal médico. 

En los dispositivos médicos, para determinar el nivel de descontaminación requerido para un dispositivo médico en particular, es importante comprender las diferencias entre limpieza, desinfección y esterilización.

Limpieza: La eliminación física de materiales corporales, polvo o material extraño. Es imperativa la voluntad de limpieza, reducir el número de microorganismos incluído el suelo, permitiendo así un mejor contacto con la superficie que se desinfecta o esteriliza, reduciendo el riesgo de suciedad con dispositivos fijados a las superficies.

Desinfección: La destrucción o eliminación de microorganismos a un nivel que no sea perjudicial para salud y seguridad de manejar. Este proceso no incluye necesariamente la destrucción de esporas bacterianas.

Esterilización: La destrucción o eliminación completa de microorganismos, incluidas las esporas bacterianas. Esterilización es el proceso validado utilizado para liberar un producto de microorganismos viables.

Preguntas que deben realizarse para dispositivos médicos:

  • ¿Cuál es el propósito del dispositivo médico? 
  • ¿Es un dispositivo invasivo?
  • Instrucciones del fabricante. 
  • ¿Está en contacto con membranas mucosas, piel, fluidos corporales o material potencialmente infeccioso? 
  • ¿Puede reutilizarse el dispositivo médico? 
  • ¿Se cuentan con los recursos e instalaciones necesarias para la limpieza, desinfección o esterilización disponibles? No debe comprometerse el nivel de descontaminación debido a la falta de recursos o instalaciones.
  • ¿Con qué frecuencia se utiliza el dispositivo médico? ¿Hay tiempo de llevarlo a un centro de desinfección o debe realizarse en el punto de atención?

El personal que realiza trabajo de esterilización y desinfección, debe estar calificado para realizar el trabajo.  Los servicios estériles o «ciencias de la descontaminación», como se les suele llamar, han ganado reconocimiento como especialidad y el entrenamiento y capacitación no deben pasarse por alto.

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

Henry Schein.
Ciclo de vida de la descontaminación.

World Health Organization.
Decontamination and Reprocessing of Medical Devices for Health Care Facilities.