Derivado de la pandemia por COVID-19, los avances tecnológicos y las posibilidades que ofrece la digitalización, ha resultado un significativo en los hábitos de consumo y estilos de vida de la población a nivel mundial. Expertos coinciden en que ha habido una revolución en las formas de comprar debido a la pandemia y que con la paulatina ‘vuelta a la normalidad’ los nuevos hábitos adquiridos no decaen, sino que se actualizan y adoptan otros conceptos. El mundo cambia a una velocidad vertiginosa y el área de la salud, se encuentra frente al reto de la innovación con pacientes cada vez más exigentes y selectivos. 

Los hábitos de consumo se centran en el estudio del comportamiento de los consumidores y de los procesos que utilizan para elegir y desechar productos y servicios. En este aspecto, también se tienen en cuenta las respuestas emocionales, mentales y de comportamiento.

El hábito de consumo suele estar influenciado por diferentes factores, por ello un análisis de los hábitos de compra debe revelar:

  • Qué piensan y cómo se sienten los consumidores respecto a las distintas alternativas (marcas, productos, etc.).
  • Qué influye en los consumidores a la hora de elegir entre varias opciones.
  • Cómo es el comportamiento de los consumidores mientras investigan y compran.
  • Cómo influye el entorno de los consumidores (amigos, familia, medios de comunicación, etc.) en sus hábitos de consumo.

Hoy como nunca, el valor de la inmediatez adquiere un nuevo significado. El tema de la salud, no escapa al cambio. Los pacientes tienen en casa un sin fin de aparatos y dispositivos médicos que permiten monitorear casi el total de las enfermedades crónicas, padecimientos e incluso, en algunos casos, obtener resultados que antes solo era posible conseguir en laboratorios clínicos. Por su parte, la expansión de los servicios de telesalud durante la pandemia de COVID-19 estuvo asociada con la adhesión más prolongada de los individuos al tratamiento y con un menor riesgo de sobredosis tratadas médicamente.

Sobre todo en el área de la salud, la innovación es un factor clave y determinante del crecimiento económico, y una vía indispensable para enfrentar desafíos globales. La pandemia, trajo consigo enseñanzas: “Invertir en salud es la inversión inteligente, porque no solo cambiamos la vida de las personas, sino que hay beneficios económicos y sociales que impactan positivamente la vida de las personas, sus familias, sus comunidades y, en consecuencia, la vida de un país”, según menciona la KPMG la presentación del estudio: La industria de la innovación en México. Contribución a la salud.

La inversión en innovación en salud en México ha venido creciendo en los últimos años, lo que ha fortalecido al sector salud y ha mejorado la atención a los pacientes; pero aún falta reducir las brechas entre las diferentes universidades y la industria de la innovación en salud para el desarrollo de nuevas terapias que atiendan las necesidades de los pacientes en México y el mundo.

La pandemia evidenció que es necesario planear la adquisición de tecnología y después apuntar a mantener y modernizar los nuevos equipos cuando sea necesario. De esta manera, se podrá saber cuáles son los equipos subutilizados, cuáles se deben adquirir y cuáles no son tan necesarios como se creía. Tras la pandemia, el paciente es el centro de las decisiones que se hagan en el sector salud alrededor de las nuevas tecnologías que se adquieran en adelante.

Un diálogo permanente entre todos los actores de la salud en Latinoamérica permitirá un avance tecnológico y valioso para todos los pacientes. La industria está ofreciendo un desarrollo y un avance en diferentes frentes, ahora los países deben tomar esta oportunidad para que este 2023 puedan aportar a un mejor bienestar de cada persona que pasa por el sistema de salud. El valor agregado de los nuevos desarrollos será enorme, pues disminuye las incapacidades, mejora las opciones laborales, aminora el tiempo de recaídas y mejora el bienestar en general.

Por: Dalia Solano

Fuentes:

El país.
Nuevos hábitos de consumo, nuevas formas de comprar.

Fifarma.
Transformación de la industria después de la pandemia.

AMIIF.
Las industrias de innovación en salud es pieza clave para atraer inversiones e impactar positivamente al sistema de salud.