Ante el crecimiento y envejecimiento de la población, se requiere una mayor demanda de atención en salud, más clínicas y profesionales médicos. Sumado a los estilos de vida sedentarios, acelerados, comidas procesadas con alto contenido en grasa, ha provocado que enfermedades como diabetes, obesidad e hipertensión, se conviertan en problemas de salud nacional.

Diagnósticos oportunos y precisos, se vuelven indispensables, sin embargo aún con la voluntad existente, cubrir a toda la población se vuelve un reto de salud pública. Los dispositivos médicos, colaboran disminuyendo tiempos de traslado y diagnóstico, ayudan a prevenir y controlar enfermedades que pudieran afectar de manera grave a los pacientes y en este contexto, científicos estadounidenses, se han dado a la tarea de desarrollar un dispositivo que vuelve a la atención médica móvil, una opción viable para el mundo.

En más de una ocasión, hemos enfatizado en la importancia de disminuir la brecha entre tecnología y conocimiento médico, este nuevo aparato lo hace posible, pues para su creación, se unieron dos hermanos: un médico en emergencias y un ingeniero en redes. Se trata de un dispositivo desarrollado con inteligencia artificial “Dxter”, capaz de diagnosticar de manera rápida y eficiente, hasta 34 afecciones médicas, no requiere ser utilizado por personal con experiencia médica, incluso el equipo se dio cuenta de que necesitaba ser vinculado a una cantidad mayor de datos médicos. Así es la tecnología IA,  que se caracteriza por aprender y mejorar la experiencia de usuario conforme obtiene nuevos datos e información.

El dispositivo hace un diagnóstico no invasivo por medio de sensores, recopila datos de salud personales y de historial familiar,  compara la información obtenida con una enciclopedia médica de las más avanzadas que cuenta con datos clínicos de diferentes hospitales e instituciones médicas; mide 5 signos vitales, elabora el diagnóstico de 34 condiciones de salud, incluídos aquellos padecimientos que son más comunes como diabetes, fibrilación auricular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infección del tracto urinario, apnea del sueño, leucocitosis, tos ferina, accidente cerebrovascular, tuberculosis y neumonía.

Sin duda, esta nueva era de desarrollo tecnológico implica un cambio en el sector médico y contribuye a eliminar el hacinamiento en hospitales. Muchos han comparado a esta tecnología con la ciencia ficción de Star Trek, sin embargo, la realidad ha superado a la imaginación, pues en dicha serie se obtenían los datos del paciente y luego “alguien” debía interpretarlos para obtener un diagnóstico; este aparato elimina al “factor humano médico” pues recopila los datos y envía un diagnóstico preciso. La inteligencia artificial y estas máquinas de aprendizaje que intentan actuar como proveedores de atención médica y tomar decisiones importantes, tendrán que ganarse la confianza de los consumidores regulares y del personal médico.

Hay que pensar, también, en aquéllas situaciones de urgencias, en donde si se hubiera contado con un diagnóstico claro y preciso, el modo de acción hubiera cambiado. Nos referimos a niños pequeños enfermos de noche, ancianos que no pueden acudir rápidamente a un centro de salud, etc. Imaginar el día en que entre un padre al consultorio y diga: “traigo a mi hijo porque el dispositivo indica que tiene neumonía”.

Por: Dalia Solano

Strammer.
A non invasive device that can diagnose several medical conditions

Tec Review.
El Tricorder de Star Trek es real y detecta 34 enfermedades