Reenita Das, vicepresidenta senior y socia de Transformational Healthcare en Frost & Sullivan, discutió las tendencias actuales que se observan en el mercado de la salud de GCC (Consejo de la Cooperación del Golfo) y cómo la región ha abordado desafíos en comparación con Occidente.

De acuerdo a los pronósticos, China del Pacífico ya se encuentra en etapa de recuperación y las cosas se están normalizando en la mayoría de los lugares. Por otro lado, en Estados Unidos y Europa, la tasa de recuperación sigue siendo bastante lenta, esperando que el PIB reporte positivo hasta el primer trimestre del año entrante, mientras que en Oriente Medio, la recuperación mejorará principalmente a finales del 2020.

Lo anterior ocurre como resultado de que en los hospitales, el efectivo y liquidez han sufrido un duro golpe. Para los hospitales privados, los aparatos ortopédicos resultan costosos, por lo que el mercado se desacelerará este año en casi un nueve por ciento negativo y podría tomar forma en 2021, acercándose a donde estaba en 2019, se suma el mal manejo de la pandemia provocando que el personal médico resulte escaso por contagios. Se espera que la telerradiología juegue un papel fundamental para ayudar a aumentar el volumen y los procedimientos durante el tiempo de rebote, ya que habrá un mayor uso de herramientas digitales como la IA y la informática.

Se prevé que el próximo año, la salud digital crezca alrededor del 10% debido a la inversión, eso debe suceder en términos de telesalud debido al COVID-19. Según se informa, las visitas de telesalud han aumentado en un 200% en el último mes en Estados Unidos.

Se piensa que GCC se ha recuperado más pronto debido a la gestión de recursos disponibles, ya que cuentan con la capacidad de atención de ventiladores para el total de los pacientes que ingresan a los hospitales, mientras que en EU, existe un total de 80,000 equipos pero se requiere medio millón. La región también ha hecho un gran trabajo en cuanto a pruebas de diagnóstico se refiere, aunque es sabido que presentan fuertes problemas de suministro debido a que importan la mayoría de equipos médicos que utilizan y la baja demanda de telesalud, ya que se prioriza la atención directa en el hospital, razón por la cual, se espera un incremento del 20% en salud virtual para el año entrante. Las herramientas de apoyo para la toma de decisiones clínicas y el monitoreo remoto de pacientes creará un mercado de US $ 3 mil millones para 2021 en la región. Soluciones de atención virtual en telesalud, monitoreo remoto de pacientes y dispositivos portátiles, son áreas de oportunidad para nuevos mercados. El corazón será el centro hospitalario, pero habrá una demanda de equipo para cubrir todo a su alrededor mediante tecnologías digitales.

No hay que olvidar que la región abarca a los Estados Árabes del Golfo, agrupando seis Estados de la Península Arábiga: la propia Arabia Saudí, sus pequeños vecinos, costeros del Golfo, Kuwait, Bahréin, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, y Omán, en las orillas del Índico; donde el PIB combinado de sus miembros alcanza los 1,6 billones de dólares, algo por encima del de España o Australia, aunque menor que el de India o Canadá. Con un PIB per cápita de 33.000 dólares se ubica en una franja entre Italia, Israel y Francia. Sus miembros controlan alrededor del 40% de las reservas mundiales de petróleo y el 25% de las de gas.

”La digitalización debe ocurrir o no habrá forma de que los hospitales sobrevivan” dijo Das. Añadió que ha habido una falta de políticas y marcos de infraestructura digital. El principal reto del sector en salud y sus proveedores, consiste en construir el marco necesario de telesalud, con las implicaciones de ciberseguridad que eso representa.

Por: Dalia Solano.

Fuentes:

Omnia Health.
Watershed moment for the GCC healthcare industry.