13
jun

Innovación en el desarrollo de un dispositivo que elimina el dolor menstrual

Mediante la utilización de electrodos, estimula el nervio en la zona pélvica para que no llegue la sensación dolorosa al cerebro; costará 130 euros.

Innovación en el desarrollo de un dispositivo que elimina el dolor menstrual

Tel-Aviv (Israel).- Su nombre recuerda a la emperatriz de Roma y esposa de Augusto, pero su poder no se extiende en una población o imperio, si no en el cuerpo humano. Se trata del nuevo gadget o dispositivo inteligente creado de manera especial para las mujeres que una vez por mes tienen que soportar un intenso dolor menstrual que puede durar una semana completa.
Este dispositivo llamado “Livia” creado por un equipo de investigadores y científicos iraníesfunciona a través de un clip que se coloca en el pantalón y dos electrodos que se adhieren a la parte inferior del abdomen mediante parches de goma que se ajustan de acuerdo a la intensidad del sufrimiento que se padece.
Los elecrodos emiten pequeñas descargas, como una pequeña vibración que se encarga de estimular los nervios para que el dolor no llegue al cerebro y las mujeres no lo puedan notar.
De esta manera, las mujeres ya no tendrán que recurrir a métodos caseros o a medicamentos para eliminar el dolor que a veces causa la menstruación. Detrás de la creación de este dispositivo hay desarrolladores y médicos que se han encargado de estudiarlo y crearlo todo al mínimo detalle.
– Costo y duración
El pequeño dispositivo, que costará 149 euros, dura unas 15 horas, se pone en el cinturón y pasa totalmente desapercibido ya que parece un reproductor de música.
“Livia es el interruptor de apagado para los dolores menstruales. “Livia” es una solución libre de drogas para el dolor menstrual. Con un solo toque, el pequeño dispositivo cierra las ‘puertas’ de dolor mediante la estimulación de los nervios y bloquea el dolor para que no pueda pasar al cerebro. No más dolor, no más píldoras”.
“La tecnología de este sistema se basa en la teoría de compuertas. Es decir, que cuando el cerebro recibe las pequeñas descargas eléctricas del aparato, bloquea las señales del dolor menstrual, por lo que esta sensación incómoda puede llegar a desaparecer. La idea es cerrar las puertas del dolor”, explicó el doctor Bari Kaplan, al frente del proyecto que ya se probó en más de 160 mujeres, principalmente en el Hospital de Mujeres de Tel Aviv.

 

El proyecto recibió financiación -más de 180 mil dólares- a través de una página de crowfunding. Yen octubre saldrá a la venta.

 

Nota original:

http://www.proyecto-salud.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=11914

0 No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Otras notas relevantes